Ahora que estamos en verano – Rubén Guerrero

EE

Introducción

Habitaciones pequeñas.
Varios espacios escénicos:
Interior: Cocina, baño, habitación, living y living semivacío (mudanza), estación de trenes.
Exterior: Calle, puerta de entrada con rejas, veredas, patio, jardín con bastante verde, puesto ambulante de jugo.

Comienza y continua con un estilo realista, a medida que se desarrollan las escenas se vuelva más realista hasta casi ni notarlo.
La idea es dramatizar el hecho de no tener laburo. No llevarlo al extremo, sino dejarlo ahí, como flotando. Dormir si no es con sueño hace mal. El tiempo libre molesta si no hay nada para hacer y encima tu compañera o compañero no pueden parar de hacer cosas porque la guita no alcanza o porque simplemente nadie puede parar de hacer cosas y producir. Llevar esto al límite. Sacarle el jugo.

Encontrar sentidos ocultos en la falta de ganas: iniciativas, no iniciativas, dejadez. El amor calza como una pantufla. Darle llama a esto, prenderlo fuego.

Los actores deben improvisar, explotar las posibilidades de las palabras. Buscar el juego dentro de todo. Eso le hace bien al texto y a ellos mismos. Improvisar. Quererse. Abrazarse mucho aunque el texto ni el director lo pidan. Dejar de lado a los espectadores.    Seguir leyendo “Ahora que estamos en verano – Rubén Guerrero”

Ahora que estamos en verano- Ruben Guerrero

EE

Los broches

Ponía los broches sobre la ropa de manera que tres broches

abarcaran tres prendas y media.

Distribuía todo

éramos cinco y no sobraba nunca

nada.

La mermelada de la tarde, los cinco en la mesa, el televisor encendido

ella distribuía el pan, el mate cocido

y ninguno

de los cinco

hablaba

porque no pensábamos en que la falta era un impedimento,

no pensábamos en eso.

El mundo era

ella

distribuyéndolo todo .


Plástico negro

Voy

en colectivo a la casa de mi vieja,

entro al barrio y recuerdo que nadie esperaba nada de mí, ni siquiera ella. Desde el portón veo a mi vieja sentada al sol

en una silla de plástico negro.

Mi vieja me dice hola.

Mi vieja me dice me olvidé,

me olvidé de que hoy venías.

Mi vieja se olvidó de que hoy iba.

Mi vieja no tiene leche para el café con leche.

Voy a comprar la leche

al mismo almacén al que iba cuando era pibe

pero hoy voy con plata. Por favor. Mañana le pago.

Decía el papel con el que mi vieja

me mandaba a comprar.

 


Vapor

Fui hasta la carnicería.

Compré 4 milanesas de pollo para comer hoy.

Las pongo al horno para que cuando llegue ella estén listas.

Abro una cerveza. Ella entra y pasa del silencio a la música como una campeona.

Hola, me dice, que rico olor, y me da un beso.

Me voy a bañar así me saco el día de encima, me dice y toma de un trago la cerveza que queda en el vaso. Me llama desde la ducha, me pide que me acerque, que me acerque mientras se baña, que le gusta hablarme mientras se baña.

Entro al baño y la escucho cantar.

Me empieza a contar cosas de su trabajo,

que tiene algunos compañeros chupa sangre, como hay en cualquier laburo, que trabajar atendiendo gente le quema la cabeza.

Me habla de su día

y el vapor que sale desde la ducha empieza a humedecer las paredes. Ahora vengo, le digo, voy a dar vuelta las milanesas. Dale, lindo, me dice y vuelve a cantar

la misma canción.


Autor: Rubén Guerrero.

En breve por Zindo & Gafuri ediciones