Rocío Hernández Narbona – Michi no Umi

Michi no Umi[1]

El destino tarde o temprano nos alcanza, aunque crucemos mares y montañas, aunque olvidemos nuestro nombre y el lugar donde nacimos, inevitablemente nos encuentra y nos devora.

Contaba con apenas dos días para terminar con todo, debía dejar mis asuntos prolijamente ordenados y reunirme con ella al amanecer.

Después de tantos días, de tantas noches en vela soñando con nuestro encuentro, ansiando volver, volver a verla…

Volver a ella.

Nuestra cita, cada año, la madrugada del  13 de abril.

Seguir leyendo “Rocío Hernández Narbona – Michi no Umi”