El misterio de las pirámides – Marcos Ojeda

El misterio de las pirámides

Pirámides en Egipto
trabajo imposible para el hombre
levantar piedras de dos a sesenta toneladas
y construir en menos de un año
como apuntan los libros de historia.

Algunos conocen la verdad y la ocultan
en el más recóndito lugar
para que se desconozcan sucesos cruciales pasados
para evitar la conciencia presente y un progresivo porvenir futuro
y llevarnos dónde los dueños de estos secretos, place.

Tres pirámides, tres estrellas
alineadas perfectamente al Cinturón de Orión
que los extraterrestres ancestrales ayudaron a construir.

Como ídolos de cultura politeísta, adorados como dioses,
descendieron a este planeta, son los temidos demonios
por cultura monoteísta, por algo su Dios dijo
que el culto idólatra está prohibido.

En México también hay tres pirámides alineadas
con el Cinturón de Orión, construcciones de gran precisión
desconocida su confección hasta por grandes arquitectos.

Como puede ser que edificaciones de culturas
que hasta ese momento no se conocían,
tengan estructuras edilicias tan similares
y en la misma posición.

¿Será que nos ocultan la verdad?
La verdad puesta así es un misterio incomprobable
por oculto y no la podremos demostrar.
Su veracidad está tergiversada
y sus portadores nos la obligan a ignorar.

Pirámides en Antártida, cubiertas por escarcha
pirámides en China cubiertas por maleza
simulando ser montañas, posicionadas con Orión
que alineadas todas trazan en el geoide
el antiguo Trópico del Ecuador.

Esqueletos viejos encontrados calcinados
antes de la bomba nuclear en Hiroshima
junto sus cuerpos, manuscritos que relatan su fallecimiento
que hacen entender de una explosión y muerte masiva.

Acontecimientos que datan del Antes de Cristo
será que existía una civilización con tecnología avanzada en aquel tiempo
ahora comprendo. Es cierto, nos ocultan la verdad.
Y me atrevo a pensar que nunca se va a develar.

piramides-egipto-600x480

 


13/12/2014 3:05:00

Autor: Marcos Ojeda, estudiante de Letras de la Universidad de Lomas de Zamora.

Clase social trabajadora – Marcos Ojeda

Clase social trabajadora

No mires a ninguna persona como amigo
si lo ves peligroso, y anda agresivo
si es dominante, así se convierte en sometido
en la calle de andar caminante.

Así no te ven débil, los jodidos de afuera
y a primera vista de estos no podrán atacarte,
los delincuentes no optarán por tu castigo,
e irán a atacar a otro.

Y cuando veas un acto de agresión hacia vos o hacia otro,
defendete punzante y castigalos sin piedad
que a ésta calle la domina la inseguridad
vos defendé a los tuyos con mirada diferenciadora de caridad.

Mientras la fuerza de unidad de los tiranos
opositores de la clase social trabajadora, te quieren dominar
éstos son políticos, delincuentes y cualquier líder económico y empresarial
nuestro estilo de vida se tendrá que hacer respetar
juntos, unidos, la revolución ideológica se escuchará.

Hagamos valer nuestros valores,
si la prensa ya no es objetiva y no cuenta la verdad,
nosotros gritaremos para que escuchen los demás
saliendo a la sociedad, como una voz más, que se diferenciará
de éstas fuerzas tiranas, por contar nuestra propiedad.

El consumo innecesario de productos de propaganda
no nos llenemos la cabeza por venta exabrupta escapista
llena tu corazón con valores, no con derroche tu vida
así se debilita la desesperante empresa del vacío capitalista.

La represalia del pueblo honrado, es el desquite que te quiero llevar
no se debe escapar de la cuenta marginal, que se debe confrontar
planear en el refugio de tranquilidad nuestro futuro y no distraerse
tengo la paz interior en mí y descargar el estratégico enfoque de capacidad.

La ciudad bajo la penumbra de la oscura realidad
la iluminaremos en esta lucha de desigual entidad
siempre lucharemos contra la perversidad y su lugar
desde la ubicación individual, que se moverá bajo este masivo razonar.

 


27/05/2014 02:26:00 p.m.

Autor: Marcos N. Ojeda, estudiante de Letras de la Universidad de Lomas de Zamora.