El estudiante – Marcelo Bonelli

EE

¿Cómo forjamos un hierro?, pues con yunque y maza. Cuando está vivo, latente y candente, es la única manera de darle forma.

Si no me hubieran apaleado, abofeteado, enmendado ¿qué sería el camino largo del estudiante? Porque acá se forma el antes y el después de todo ser humano, un camino plagado de dudas, de preocupaciones, de exabruptos, de diligencia, pero con las ansias inimaginables de encender el fuego de la sabiduría; pues qué sería de ésta sin la pasión, el ahínco y plagada de amor.

A como afloran los tiempos, somos una raza casi extinta, fría y tecnológicamente atrasada a nuestros ancestros. Mi abuelo era albañil, hombre duro de manos enormes y rostro curtido, con su sabiduría a cuestas. Él todo lo hacía con pasión, realizó su casa y reparaba cualquier cosa que se le pusiera frente a los ojos; algo superior, como lo veo yo, a lo que muchos somos, sin ofender, inútiles, porque no sólo los libros instruyen, también las vivencias, los lazos, la convivencia, las relaciones y el quehacer diario.

Deberíamos tratar de incluir cosas como el “te ayudo”, estoy acá, aquí al lado tuyo, para entender y comprender, oírte, en este mismísimo instante, no otro, ya, ahora, que de a dos, tres o cuatro, oyéndonos, aprenderemos más que singularizándonos.

Los genios que no están, han regalado su legado, dejando su marca en el tiempo, para los que vendrán, aquellos que aún no sabemos nada, que hemos dado ese gran salto escolar para encontrarnos con grandes e inimaginables tomos de historia pasada. Así como aquellos maestros lo fueron, así hoy somos nosotros, los estudiantes, una seca hoja de papel en blanco, dispuesta a escribir nuestra historia.

manos


Autor: Marcelo Bonelli

Anuncios

Espíritu – Marcelo Bonelli

ESPÍRITU

Qué cerca estás… más nadie te ve… por qué será que, al abrir mis ojos a la mañana, la vida me sonríe con un ¿cómo estás?
Por qué será que, en lágrimas estás, en amores incomprendidos, en rupturas, hipocresías, en el calor fulgurante de las almas que viene y van…
Por qué será que, la infinita sabiduría es vertical y no horizontal, tu que lo sabes todo y a los niños das la oportunidad, de comprender lo incomprensible, de qué trata la humanidad…
Seguir leyendo “Espíritu – Marcelo Bonelli”