Ahora que estamos en verano – Rubén Guerrero

EE

Introducción

Habitaciones pequeñas.
Varios espacios escénicos:
Interior: Cocina, baño, habitación, living y living semivacío (mudanza), estación de trenes.
Exterior: Calle, puerta de entrada con rejas, veredas, patio, jardín con bastante verde, puesto ambulante de jugo.

Comienza y continua con un estilo realista, a medida que se desarrollan las escenas se vuelva más realista hasta casi ni notarlo.
La idea es dramatizar el hecho de no tener laburo. No llevarlo al extremo, sino dejarlo ahí, como flotando. Dormir si no es con sueño hace mal. El tiempo libre molesta si no hay nada para hacer y encima tu compañera o compañero no pueden parar de hacer cosas porque la guita no alcanza o porque simplemente nadie puede parar de hacer cosas y producir. Llevar esto al límite. Sacarle el jugo.

Encontrar sentidos ocultos en la falta de ganas: iniciativas, no iniciativas, dejadez. El amor calza como una pantufla. Darle llama a esto, prenderlo fuego.

Los actores deben improvisar, explotar las posibilidades de las palabras. Buscar el juego dentro de todo. Eso le hace bien al texto y a ellos mismos. Improvisar. Quererse. Abrazarse mucho aunque el texto ni el director lo pidan. Dejar de lado a los espectadores.   

Hacer grupos y romperlos. No tratar de encontrar una dinámica. Eso suele complicar la cosa. No buscar nada. Eso de buscar algo también suele complicar. Darle libertad a las voces pero sin lugar al grito. El grito embarra todo, se pierde la originalidad, el estilo y la verosimilitud (salvo que sea necesario. Darse cuenta el momento y la dosis indicada es el verdadero desafío. Talento)

Deben cantar las canciones con voz elevada, al límite del grito (pero no gritar) Sintiéndola, como si ahí pasara algo. No hay otra manera de cantar, si no, no hacerlo. Buscar la melodía por ese lado. Improvisar.


Levantamos paredes

Mañana me pagan
hoy ayudé en una obra en construcción
levantamos paredes.
Hoy ella hizo fideos, compró cerveza.
Hace calor.
Esta noche dormimos juntos
con la ventana abierta.
Mañana me pagan
mañana invito yo
mañana.


Un poema por día
uno sólo
o
piano piano.

Antes de escribir
mirar el horóscopo.


 

Ahora que estamos en verano

En Once
ella busca vestidos
En Once se estiran las estrías del sueño.
En Once Iron Man reparte volantes: Dentista económico. Ortodoncia accesible.
Conocerlo, no sé por qué, me tranquiliza.
Compro un jugo de naranja en la vereda.
Tomamos el jugo bajo una sombrilla.
Miro la basura: moscas moscas guaymallen moscas.
Ella me dice: No entiendo a la gente que dice me iría a vivir al campo.
Hoy
en Once
compró un vestido
y me regaló un exprimidor
para que prepare
jugo de naranja
ahora que estamos en verano.

 

ahora que estamos en verano. ruben guerrero

Compartimos un video con un poco de magia hecha a partir de algunos poemas del libro que pueden encontrar aquí: https://literaturaerranteblog.wordpress.com/2016/04/24/ahora-que-estamos-en-verano/.

¡A disfrutar!


Autor: Rubén Guerrero.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s