La calesita espacial – Juan Corbalan

EE
Así le decía cuando pasaba por ahí.
Mamá me llevaba al dentista justo
doblando la esquina.
Si la doctora felicitaba el cuidado de mis dientes
me ganaba una visita, ese era el trato.
La vuelta en calesita salía veinticinco centavos
de monedas plateadas.
Un poco después de crecer sigo pasando
y la veo desde el tren, todavía está la nave que yo volaba
Intacta, esperando al niño que soñaba como astronauta.
El dueño aparece cada tanto para
prender las luces,
los nenes de hoy no saben divertirse como
lo hacíamos ayer.
No se dan cuenta que estamos perdiendo las calesitas.
El sábado la volví a ver.
Las rejas estaban cerradas y un candado
sostiene la condena
Ya no era un parque de diversiones.
Era un parque de tristezas.

4


Autor: Juan Corbalan
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s