Comunidad organizada – Gian Blanco

Horacio: ¿ Qué es eso de discutir sobre el amor, sobre si es él o yo? Discutamos sobre el gas, sobre la luz ¡ por favor!

Lampi: A vos te hace falta descontracturarte, liberarte, pa’. Siempre tan tieso, a veces creo que te vas a quedar ahí para siempre mirando un papel, mirando la boleta como si no hubiera otra cosa. Liberate en serio, escuchame a este pibito al “Polaco”. Escuchalo, te habla de soltar, te habla de elegir, te parla sobre el elemento abstracto que le da sentido a nuestras vidas. No le errés al arco, a la ratonera hay que mandarla, ahí donde está la esperanza de poder sentir mañana sobre tu rostro el aire usado de una mujer. ¿Qué es eso de que hay que devolver los subsidios? Eso no te va a abrazar mañana.

Horacio: Usted es un equino que no puede mirar a sus lados, le ponen la zanahoria y le da derecho, ¿no se da cuenta cómo le pasan los elefantes por atrás? Eso es el caballo de Troya. Usted quédese pensando en si le clavaron el visto en el Whatsapp que mañana se va a morder los dedos por el ajuste bestial que realiza este gobierno. No hay que centrarse en los inventos del capitalismo para entretenernos. ¡Basta de la novela de Moisés! Mire de una vez al este o al oeste. Hay que centrarse en el hombre y su felicidad y ella está en la libertad, la libertad de tener un nivel de vida digno. Sáquese el pulover del egoísmo.

Horacio: Usted piensa en sí mismo por eso le interesa sólo si una mujer le extiende la mano y le manosea el corazón. Pero escúcheme este versito, compañero, así reflexiona y me piensa un poco en el otro.

A LOS COMPAÑEROS

A los compañeros que llegan tarde.
A los compañeros que están comprometidos.
A los compañeros desaprendidos de todo interés individual.
A los compañeros que luchan por ellos mismos.
A los que luchan por el otro.
A los compañeros de alma rígida.
A los compañeros de alma titubeante.
A los que especularon.
A los que no se han movido un paso de sus convicciones.
A los compañeros que encuadran,
a los que son militantes de base,
a los que son conductores, referentes,
a los que hacen la rosca,
a los que contienen,
a los que suman,
a los que organizan.
A los compañeros runflas,
esos que no queremos mucho pero que necesitamos adentro.
A los que se han conmovido con una injusticia.
A los compañeros que militan en el barrio,
en una unidad básica,
en una casa compañera,
en un centro cultural,
en una mesa del centro de estudiantes.
A los compañeros diputados senadores,
concejales, secretarios, intendentes o gobernadores.

Tengamos el valor de corregir el egoísmo,
porque esto se trata de valor,
de alzar la cabeza,
mirar al que tengo al lado y
ceder para tener una patria más justa.

Tengamos el valor de, en un gesto simbólico,
tomarnos las manos e ir hacia una misma dirección
por el camino de la comprensión y el desinterés.
Estas dos formas de actuar son el reflejo del amor,
cargarse del valor que acaricia al prójimo
para poder crear una convivencia más justa.

Lampi: El egoísta sos vos que no piensa en mis lamentos, vos también escuchame este versito así en vez de usar la tarasca para pagar el gas la usas para tu negrita que lo debe andar esperando para morfar después de un día agitado: Quedate conmigo

Si en esta ruletita que es mi cabeza
todo tiene una perfecta armonía,
todo encaja como si fuera un puzzle,
no tendría que haber resquicio
por donde te escaparas,
quedate acá negrita,
quedate junto a la coherencia
descabellada de lo subjetivo.

Abrazame el bobo
que se me está apagando
de tanto zarpaso que le anda dando
el destino para marcarle el camino
que tiene que seguir el hombre.

Porque por más atajo que se tome
siempre acabará en la desdicha.
Si vamos todos a parar en el lodo
para amoldarnos a la arcilla
que le da alimento a todos
los bichos que respiran,
quédate conmigo negrita
color fernet que es mejor
que el final me encuentre acompañado
para poder hacerle frente desde los dos flancos.

Lampi: Decime la verdad. Mirá a esa mujer que va ahí. ¿ No sentís que es un vislumbrar del cosmo? ¿No sentís que es un destello de esperanza en esta realidad opaca y monótona de siluetas repetidas? ¿No sentís esa necesidad de tirar la boleta y salir corriendo tras ella? Bueno, vos sos el oprimido porque yo voy corriendo tras mi negrita. Y si tuviera que morderme los dedos mañana como decís vos, me los despedazaría porque sé que ella va a estar ahí.

Horacio: ¡Ah! seguimos con la novela, A usted solo le interesa la silueta de una mina y mientras no mira el traste de su vecino, a ese se lo están rompiendo. Pero no se deprima porque me anda cumpliendo con las expectativas del gobierno. Para usted la felicidad está en lo chiquito, en lo suyo y cree que su vida va a depender de si usted pedalea o no pedalea, pero piense en lo grande, en la felicidad de todos. Esa depende un poco de usted y su interés, de usted y sus ojos cuando no están clavados en unos pechos, de usted y su capacidad de reconocer cuando el otro está afligido por no llegar a fin de mes. El primer paso para amar es poder comer y necesitamos del otro para poder tener el pan en la bolsa .

img-20160526-wa0008.jpg
Fotografía: Sol Figueroa


Autor: Gian Franco Blanco, estudiante de Letras en la Universidad de Lomas de Zamora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s