Tamara Domenech- Estado. Inédito, 2014.

Regalo

Me sorprendo de recibir un regalo un día común.
Cruzo la calle y veo mi nombre escrito en negro y rojo.
O así lo creo yo
las ganas de encontrarlo.
Una bolsa de nylon de la que se desprenden pétalos de rosas a través de los
rasguños de un gato.
¿Estará el animal adentro sobre un acolchado de flores deshojadas?
El perfume no es de envoltorio
y el misterio comienza a desvanecerse.
Es una bolsa de la no vida
de los jardines de las casas aledañas.
Podría buscarla y depositarla en la vereda para depararle otro destino al
cuidado de las llantas de los autos.
Pero no.
Es un regalo para ser contemplado en su destrucción como una piñata de
cumpleaños.
Y me siento en un cajón de manzanas
hasta que estalla mi nombre con la forma de una princesa que, con un cigarrillo
en la mano, inventa un camino contrario al que iba.

Dedo

Busco refugio en una casa joven.
El chico que vive allí no tiene la biblioteca que esperaba. Sólo dos libros
infantiles con hojas arrancadas.
Salgo al jardín para pedirle a otro chico que me corte las uñas. Sin darse
cuenta me lastima el dedo.
Lloro de dolor y él insiste que cortó por donde yo indicaba.
Lo perdono por error y en la indecisión de qué hacer con la sangre en los
costados de mi mano,
miro un búho entre las nubes, mitad real, mitad de fantasía y salto lo más alto
que puedo para atrapar un augurio.

Muestra

Entro a la habitación de un chico.
Las paredes son blancas.
Hay una cama.
Una mesa de luz con un velador.
Una ventana.
Nos recostamos sobre la cama para charlar.
Miramos el cielo.
Los árboles.
Los pájaros.
Los temas surgen de ese modo.
Después de unas horas salgo para tomar algo en la cocina.
Vuelvo.
Entro a la habitación de un chico.
Hay una cama.
Una mesa de luz con velador.
Una ventana.
En las paredes blancas dispuso fotografías en blanco y negro.
No se recuesta sobre la cama para charlar.
Ahora se pasea entre la exposición y habla de ella.
Miro el cielo.
Los árboles.
Los pájaros.
Los temas se interrumpen de ese modo.
No quiero una muestra.
Quiero la conversación.

Perra

Mi perra se cayó en una pileta de agua de invierno.
Me tiro de cabeza para salvarla.
Pido que alguien maneje hasta un lugar cerrado.
Una compañera quejosa agarra la llave del auto.
A ella le digo, ¿viste para lo que sirve quejarse? Para darte cuenta de que sos
un imbécil.
Andá lo más rápido que puedas.
Lloro mientras aprieto la muerte entre mis piernas y mis brazos.
Llegamos a una casa abandonada con una estufa encendida.
Dejo sobre el piso a la perra.
Lloro.
Pero cuando la estoy cubriendo con una manta para prohibir que exhiba su
dolor
me sorprende su hocico negro
que comienza a moverse tan despacio como la respiración.

Piel

Quiero ir a una fiesta con amigas que se untan cremas en la piel para que se
encienda en la pista.
Por favor, llévenme con ustedes, les suplico en una lengua de pasos de baile
monotemáticos y antiguos.
Una acepta lo que me tocará vivir si no voy con ellas. Estar en una habitación
frente a la inmensidad de un ropero que decide cerrar las puertas de mis
vestidos.
Otra no, de ninguna manera. Irán con chicas tribu, en la que yo no quepo.
La que dice no, lo hace a través de un teléfono que se corta cuando digo la
frase, a qué amigo se le ocurriría dejar a otro con un ropero.
No voy a la fiesta pero quiero las cremas que iluminan la noche.
Corro al supermercado y el piso de goma, con mi ansiedad, se derrite y las
botas que me puse para la ocasión se hunden.
Un hijo del futuro me despabila con un grito
y pateo góndolas de papel con la fuerza de una música conocida.
Estar afuera.
Es oler el aire libre.

Tamara Domenech
Nació en La Plata, Provincia de Buenos Aires en 1976. Vive y trabaja en la
Ciudad de Buenos Aires.
Es Licenciada en Comunicación Social (UNLP),
Diplomada en Gestión Cultural (UNSAM), escritora y artista visual.
Publicó: Recolección (Zindo & Gafuri, 2015); Secundaria (Color Pastel, 2011);
Las obras de arte en mi vida (Ediciones Presente, 2011); Poemas en el jardín
(Zorra Poesía, 2010); Las elegidas y Ropero (Ediciones Belleza y Felicidad,
2009); Familiares (Zorra Poesía, 2009) y ¡Yapa! Antología de pesadillas con
finales felices (Capitán Minerva, 2008) y participó de las antologías: Poesía
argentina del siglo XXI. (Municipalidad de Rosario, 2015); Reinversión
(Proyecto Madonna, 2013); Canciones (Ediciones Presente, 2013); Escuela de
Escritores (Libros del Rojas, 2012); Baldío y Literatura y Maternidad (Ediciones
Presente, 2012).
En el 2015 fue seleccionada para participar en el XXIII Festival Internacional de
Poesía de Rosario.
En el 2012 fue seleccionada en la Convocatoria de Textos Big Sur y Agente por
el Centro de Investigaciones Artísticas.
En el 2011 fue seleccionada en la Convocatoria Arcade Narrati
ves. Eyebeam Art + Technology Center en Chelsea, NYC y para participar de la Escuela.
Actualmente dirige la editorial independiente de poesía Ediciones Presente.
edicionespresente.blogspot.com
tamaradomenech.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s